¿Piensas como emprendedor?

Actualizado: 6 de abr de 2020


Recientemente leí un artículo muy interesante, de Gonzalo Jiménez para el diarioestrategia.cl, titulado Asech y la disyuntiva ¿Emprendedor o Empresario?, decidí usar este articulo como inspiración para aprovechar de tratar este tema tan importante y en los que muchos emprendedores suelen cometer.


El articulo hace un análisis interesante de un caso interno de la Asech (Asociación de Emprendedores en Chile) y su verdadero impacto promocionado dentro del gremio emprendedor, cuando a su vez realmente genera intereses individuales y en algunas ocasiones más a empresarios


Vamos a destacar la importancia entre un emprendedor y un empresario tal cual lo destaca Gonzalo Jiménez, pero con un punto de vista diferente y agregando la comparación entre un dueño de negocio. Uno de los párrafos de este articulo nos llevan a contexto rápidamente “El mismo Marx se equivocó al identificar sólo a dos actores, capitalistas y proletarios, algo que Schumpeter corrigió, abriendo el conocimiento a una realidad donde se suma el emprendedor. Es decir, está el que tiene los recursos, el que ejerce el liderazgo, y también el que articula y pone en acción las ideas y proyectos, y a sus colaboradores.


Aterrizada la idea, debemos entonces comprender la definición y características de cada uno, destacando que no está ni bien ni mal estar en cualquiera de las categorías, lo que importa en este caso es el autorreconocimiento y aceptación de nuestra posición para mejorar así nuestro negocio, o en caso contrario de no estar satisfecho con la categoría actual, darle una vuelta planificada para poder avanzar de nivel; también debemos saber que no tiene que ver con el rubro del negocio, si no del enfoque que queramos darles


  • El Dueño de Negocio: un nivel más bajo, el cual se caracteriza por ser personas que ahorran un dinero que les permite tener un local comercial, pero no se esfuerzan por darles mayor estructura, ni estrategias para potenciar su crecimiento, si no, que buscan generar los ingresos necesarios para cubrir sus costos y de la utilidad cubrir sus necesidades económicas básicas. Estas personas pueden ser un poco más dada a la monotonía y mantenerse en la zona de confort; evidentemente no esta dado a un patrón estándar, pero suele ser mas vista a la generación “Baby Boomer” y “Generación X”

Vamos con 3 ejemplo que desarrollaremos en cada uno de los casos, en el primer ejemplo de dueño de negocio vamos analizar la forma de venta y estrategias de captación de clientes, es un joyero que tiene una joyería, esa joyería que conocemos desde hace años en el mismo establecimiento, mismos productos, y mismas formas de venta y que su canal de venta son las referencias de los clientes que ya compraron, y los que probablemente toda la familia va al mismo sitio a comprar; vamos con otro ejemplo el dueño de una ferretería en él analizaremos el control administrativo, ahí encontramos esa ferretería que suele ser de aspecto rústico y descuidado por ser un lugar de venta de herramientas, donde muchas veces es manejado por la familia para evitar pérdida de mercancía robada por los trabajadores, ese grado de desconfianza que llega por no tener control de inventario o un sistema administrativo, y en el cual probablemente no tienen definido sus ingresos y egresos reales, si no que el flujo de caja diario le da para ir comprando, vendiendo y pagando cuentas. El último ejemplo va enfocado a la visión, una persona que decidió vender hamburguesas en un pequeño espacio de su casa o en un local comercial y hace esas suculentas hamburguesas que conocemos como populares de la calle, con precios bajos y son de grandes proporciones…

  • El Emprendedor: no descansaré hasta profesionalizar la palabra emprendimiento, debemos darle más forma, más estructura, para poder tener éxito y disminuir el porcentaje de fracaso en los negocios… Un emprendedor suele tener una visión más ambiciosa y que a su vez se enamoran de dicha idea y la cuidan como si fuera un hijo, suelen trabajar más creando estrategias diferentes para aumentar sus ventas, impactar en el mercado, diferenciarse, tener presencia en las redes sociales y medios digitales, suele hacer las cosas el mismo o controlarlas directamente, eso con el fin de resolverlas tan pronto sea posible y asegurarse que todo pueda seguir en marcha; el emprendedor conoce cada uno de los procesos de su negocio y le ha tocado hacerlos, tiene una actitud más multitasking y busca crecer cada vez más…

Trayendo a contexto los mismos ejemplos anteriores, el dueño de la joyería, decide mejorar sus canales de venta, y crea una tienda virtual utilizando redes sociales y ofreciendo ofertas acordes a las fechas, logrando llegar a un territorio más amplio pudiendo hacer envió de su producto a diferentes regiones, y soñando con tener una tienda más grande o probablemente otras sucursales más. El dueño de ferretería también decidió ir un poco más allá, logró establecer normas internas para agilizar y estandarizar los procesos, gracias a utilizar un control financiero pudo optimizar su inversión y ya logró tener una segunda sede, escuchar a su personal le permitió mejorar la experiencia ya atención al usuario, así como tener un clima organizacional más favorable. El dueño del local de hamburguesa, decidió retarse y dejar de competir por precios, decidió crear combos adaptado a sus clientes, creo carnes de hamburguesas rellenas con otros ingredientes lo cual permitió diferenciarse y se tuvo que adaptar a las plataformas de venta digitales para locales de comida, el cual permitió incrementar sus ventas, esto lo obligó a hacer crecer su local.

  • El Empresario: puede ser la evolución de los otros dos, pero no necesariamente, por ejemplo, para aquellas personas que han nacido en familias con recursos económicos favorables y su introducción al mercado ha sido más rápida como empresario. Los empresarios buscan objetivos más grandes, con una rentabilidad ya esperada y planificada, sus roles son más estratégicos, dedican más tiempo a crear ideas, no a la parte operativa y también su alcance económica es mayor para poder invertir en infraestructura, personal, marketing y cualquier otra área necesaria para desarrollar su negocio, lo invertido por lo general no son sus ahorros que le determinen el poder vivir tranquilo económicamente, si no que busca aumentarlos, el empresario conoce a detalle los números de la empresa y premia los resultados; además, no necesariamente conoce todos los procesos de su negocio, pero tienen personal capacitado que se encarga

En los ejemplos que van evolucionando, el Joyero, montó una cadena reconocida en la ciudad que tiene presencia en centros comerciales o en zonas de alta circulación comercial. El Ferretero tiene cadenas grandes de su tienda, con grandes kilómetros en el cual las personas reciben asesoría de expertos en cada área y pueden contar con una alta variación de productos, incluso pueden tener productos de su propia marca. El empresario de las hamburguesas, tiene una línea gourmet desarrollada por uno de los mejores chefs o por una receta tradicional familiar, que compite en el mercado por su propuesta de valor.


3 ejemplos desarrollados en cada nivel, que debes aterrizar a tu negocio para definir ¿en qué posición estás?, puedes ser un dueño de negocio y no necesariamente querer expandirte pero sí tener una visión más emprendedora que te permita tener un buen local, o ser emprendedor, pero empezar a tener visión de empresario, al final, debes tener presente que si eres empresario también debes pensar siempre como emprendedor para mantenerte competitivo en el mercado, vemos como grandes empresas empiezan a cambiar y adaptarse a modelos más innovadores, más conectados con los clientes y más con mentalidad emprendedora, vemos también como emprendimientos han derribados a grandes empresas tradicionales. Las formas de hacer negocio cambian constantemente y ese es el principal valor agregado de un emprendedor, entonces querido lector ¿piensas realmente como emprendedor?

6 vistas0 comentarios