Migrando y Emprendiendo

Actualizado: 6 de abr de 2020



Este artículo no pretende ser una terapia de ayuda para quienes decidimos migrar y emprender a la vez, 2 tareas sumamente difíciles, pero si vamos a ser bastante objetivos con la realidad de estas dos condiciones, de tal manera que podamos nosotros mismos tener claro nuestros objetivos y filtrar si realmente estamos preparados para emprender.


Estas dos condiciones se pueden desarrollar simultáneamente, pero requiere de mucha convicción, mucha resiliencia, mucha dedicación y sabiduría, ya que si no resulta tu emprendimiento debes buscar vías alternas para sobrevivir y no dañar tu condición migratoria; aunque muchas veces vas a querer salir corriendo por el estrés que te puede generar la grata incertidumbre de emprender. No todos los emprendedores nacen, la mayoría se hace por las condiciones del entorno, muchas veces llegamos con la idea de desarrollar nuestra profesión pero nos encontramos con ofertas laborales que no cubren nuestras necesidades o sencillamente no conseguimos oportunidades laborales, es ahí cuando empiezas a agudiza tus sentidos buscando alternativas que permitan mantener tu economía.


Lo que si es cierto es que si logras superar todo el ciclo emocional y choque cultural que conlleva migrar, podrás sobrevivir a las etapas del emprendimiento. Pero ten presente estas características importantes que llevan a cabo el fracaso del negocio, primero vamos a estudiar las estadísticas de emprendimiento desarrolladas por ASECH (asociación de emprendedores en Chile) en 2018 a 781 emprendedores